LA CIUDAD ETERNA 

 

 

 

 

Tras la explosión o cataclismo, ese gran

despliegue que hace su trabajo pero después se apaga

en destrucciones, a uno le quedan los

pedazos: al principio no parecen muy valiosos

pero, a falta de restos calculables en los cuales

congregar los sentidos, uno empieza a sentir

cierto interés, a poner orden, a examinar de cerca

qué servirá y qué no, habiéndose vuelto las materias

no solo pequeñas sino críticas: tal vez se hayan

desarraigado bulbos: habría que comerlos, si fueran

comestibles, o devolverlos a la tierra: lo que se usó

para garajes, incluso las astillas, debería acumularse

como leña: algunos pozos desusadamente hondos o bosques

arrasados podrían convertirse en proveedores de agua o

súbitos campos de cultivo: los escombros rara vez

son un lindo panorama pero una vez pasado el esplendor

deben acoger trozo a trozo todas las perfectas, antiguas

visiones del hombre, todos los amores antiguos y perfectos.

THE ETERNAL CITY

 

 

 

 

After the explosion or cataclysm, that big

display that does its work but then fails

out with destructions, one is left with the

pieces: at first, they don’t look very valuable,

but nothing sizable remnant around for

gathering the senses on, one begins to take

an interest, to sort out, to consider closely

what will do and won’t, matters having become

not only small but critical: bulbs may have been

uprooted: they should be eaten, if edible, or

got back in the ground: what used to be garages,

even the splinters, should be collected for

fires: some unusually deep holes or cleared

woods may be turned to water supplies or

sudden fields: ruinage is hardly ever a

pretty sight but it must when splendor goes

accept into itself piece by piece all the old

perfect human visions, all the old perfect loves.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Basura y otros poemas

Título original: Garbage / Collected Poems (selección)

Ammons, 1972

Traducción: Daniel Aguirre Oteiza & Marcelo Cohen