Es de noche. La noche es muy oscura. En una casa a

una gran distancia

brilla la luz de una ventana.

La veo y me siento humano de los pies a la cabeza.

Es curioso que toda la vida del individuo que allí vive,

y que no sé quién es,

me atrae sólo por esa luz vista a lo lejos.

Sin duda su vida es real y él tiene rostro, gestos, familia

y profesión.

 

Pero ahora sólo me importa la luz de su ventana.

A pesar de que la luz esté allí por haberla él encendido,

la luz es la realidad inmediata para mí.

Yo nunca voy más allá de la realidad inmediata.

Más allá de la realidad inmediata no hay nada.

Si yo, desde donde estoy, sólo veo aquella luz,

en relación a la distancia en que estoy hay sólo aquella

luz.

El hombre y su familia son reales del lado de allá de la

ventana.

Yo estoy del lado de acá, a gran distancia.

Se apagó la luz.

¿Qué me importa que el hombre continúe existiendo?

É noite. A noite é muito oscura. Numa casa a urna

grande distancia

Brilha a luz duma janela.

Vejo-a, e sinto-me humano dos pés a cabe.;a.

É curioso que toda a vida do individuo que ali mora, e

que nao sei quem é,

Atrai-me só por essa luz vista de longe.

Sem dúvida que a vida dele é real e ele tem cara, gestos,

família e profissao.

 

Mas agora só me importa a luz da janela dele.

Apesar de a luz estar ali por. ele a ter acendido,

A luz é a realidade imediata para miro.

Eu nunca passo para além da realidade imediata.

Para além da realidade imediata nao há nada.

Se eu, de ande estou, só vejo aquela luz,

Em relaçao a distancia ande estou há só aquela

luz.

O homem e a família dele sao reais do lado de lá da

janela.

Eu estou do lado de cá, a urna grande distancia.

A luz apagou-se

Que me importa que o homem continue a existir?

 

 

 

 

 

 

 

 

POEMAS INCONJUNTOS

POEMAS DE ALBERTO CAEIRO

Versión e introducción de PABLO DEL BARCO

VISOR MADRID 1984

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario