José Ramón González ofrece en Pensar por

lo breve (Trea) un mapa y una muestra de la

floración del género aforístico en España

 

 

Ángel Crespo

 

 

El diablo sabe pero no entiende.

 

Quien vuela y vuelve a tierra no

sabe volar.

 

 

Odio deprisa para quemar el odio:

amo despacio para conservar

el amor.

 

 

 

         

Vicente Nuñez

 

El dinero ahorma.

 

Dios no es más que la consecuencia

de haber huido muchísimo.

 

Para serlo del todo, los padres

tienen que estar muertos.

 

Un idioma es siempre extranjero.

 

La salud miente. Solo define

la enfermedad.

 

Antonio Fernández

Molina

 

La rutina actúa como carcoma

en los huesos del cráneo.

 

O eres más de uno o no eres

ninguno.

         

 

Dionisia García

 

Nos envidia el subconsciente

porque estamos en primera fila.

 

La muerte es inquilina con

aspiraciones de dueña.

 

 

Alineados parecemos manejables.

 

 

Rafael Pérez

Estrada

 

 

El origen de la niebla está

en el pensamiento.

 

 

La sombra es la rúbrica

de la realidad.

 

El crimen perfecto existe, y como

tal es desconocido.

 

Ángel Guinda

 

 

Sombras en llamas, así son las ideas.

 

 

La carne no pregunta, solo niega

o afirma.

 

Ramón Eder

 

Un político es un ciudadano menos.

 

Nadie es tan poca cosa que no

ocupe exactamente el centro

del universo.

 

Somos inmortales todos los días

de nuestra vida, excepto uno.

 

A los tímidos no les queda más

remedio que ir de audacia en

audacia.