reconozco

 

Reconozco que no somos muy originales,

nuestra historia es la de medio Madrid

y como todos, andamos buscando una clarita

entre la oficina y el estudio

para citarnos donde no nos conozca nadie.

¿Pasa algo?

Ah.

Porque a estas alturas y con un enamoramiento de rizos

y piernas por medio,

no seré yo desde luego la imbécil que pierda su tiempo

en agradar a los poetas.

Almudena Guzmán

El jazmín y la noche

Poesía reunida 1981-2011

Visor 2012