sistema circulatorio

 

 

 

 

 

Bajo el manto del sufrimiento común

todos beben de sus corazones

Solitarios, los ganglios linfáticos de culpa

sostienen el orden social sangrando,

Mientras, les hablan al oído 

manteniéndolos en posición

con autorreferenciadora inmediatez de la mirada

y les dicen que la vida es así

que venimos para sufrir,

que aprendan a vivir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ángel Ferrer

inédito

 


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario