NB.: la versión, al parecer de Miguel Frontán, es [casi] la única en la red de redes. 

Las páginas, blogs, webs listados en las primeras 10-12 páginas de Google se limitan

a repetir la misma traducción [que sólo 1 vez  he encontrado atribuida a Miguel Frontán.]

No pasa nada, naturalmente, pero resulta molesto el fervor, la admiración de los

lectores por este poema de Artaud, del que hablan como si conocieran profundamente

su obra, o incluso hubieran sido amigos -cercanos- del propio poeta. 

Por fin he encontrado una segunda versión, de autor desconocido, y con ello me he dado

por satisfecho. 

¿Ninguno de los presuntos amantísimos de Artaud se ha preguntado por el significado del

poema ni se ha interesado por una traducción alternativa? ¿Y tales individuos afirman que 

han leído y conocen a Artaud? Mmmmmmm.

Qué feo está el patio, renato.

 

 

 

 

antonin artaud

 

 

junto a mí, el dios-perro

 

 

Junto a mí, el dios-perro, y su lengua

atravesando como una flecha la costra

del doble cráneo abovedado

de la tierra que lo escuece.

 

He aquí el triángulo de agua

caminando con su paso de chinche,

pero que bajo la chinche ardiente

se da vuelta como un cuchillo.

 

Bajo los senos de la tierra odiosa

la perra-dios se ha retirado,

senos de tierra y de agua helada

que hacen pudrir su lengua hueca.

 

He aquí la virgen-del-martillo,

para moler los sótanos de tierra

cuyo horrible nivel el cráneo

del perro estelar siente subir.

 

 

 

versión de miguel frontán

 

     

 

 

 

Dios-el-perro conmigo y su lengua

que atraviesa la costra como una saeta

del doble morrión abovedado

de la tierra que le causa ardor.

 

Y aquí está el triángulo de agua

que se aproxima con paso de chinche

pero que bajo la chinche ardiente

se transforma en cuchillada.

 

Bajo los senos de la espantosa tierra

dios-la-perra se ha marchado,

de los senos de la tierra y de agua congelada

que pudren los agujeros de su lengua.

 

Y aquí está la virgen-del-martillo

para masticar las cuevas de la tierra

donde la calavera del perro del cielo

siente crecer el horroroso nivel.

 

 

 

 

avec moi dieu-le-chien

 

 

Avec moi dieu-le-chien, et sa langue

qui comme un trait perce la croûte

de la double calotte en voûte

de la terre qui le démange.

Et voici le triangle d’eau

qui marche d’un pas de punaise,

mais qui sous la punaise en braise

se retourne en coup de couteau.

Sous les seins de la terre hideuse

Dieu-la chienne s’est retirée,

des seins de terre et d’eau gelée

qui pourrissent sa langue creuse.

Et voici la Vierge-au marteau,

pour broyer les caves de terre,

dont le crâne du chien stellaire

sent monter l’horrible niveau. 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario