Bellos son los cadáveres azules.

Escuchamos hierros y respiramos el olor a sal de peces endurecidos entre espejos,

y la sombra es verde delante de nuestros pasos hasta el lugar donde la leche descansa bajo sudarios transparentes.

Utilidad de la muerte;

frialdad de los animales sacrificados en los patios distantes;

sábado bajo los tímpanos industriales.

 

 

 

 

 

 

 

ag21

 

 


 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario