27 poemas

 

ANTONIO GAMONEDA

 

 

 

CON MOTIVO DE SU LECTURA EN EL CICLO

«MAESTROS X MAESTROS DE LA POESÍA CONTEMPORÁNEA»

EN LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES

 

 

 

1

 

 

Tu cuerpo silba bajo los arándanos. ¿Insinúas la libertad de

las bestias protegidas por conducta de los vientos?

 

Líbrate de la libertad antes de entrar en mí.

 

Tú eres veloz y oscura entre los arándanos encendidos; eres

profunda y bella como un rostro en el agua; tu piel es dulce.

Pero mi lengua es sagaz

 

y tus oídos escuchan sin misericordia.

 

 

El silencio y sus círculos, el ácido que depositas sobre mi

salud,

 

la suciedad hirviendo dentro de mi alma;

 

éste es el precio de la paz. Acuérdate.

 

 

 

 

 

 


 

 

NB. Aprovechando las últimas valoraciones que hizo el colectivo Addison de Witt, allá por 2013, 

transcribimos su criterio sobre es accésit a Antonio Gamoneda por Canción errónea.

 

Accésit al Premio Ausiás March a Mejor Poemario de 2012

Antonio Gamoneda. Canción errónea. Tusquets

 

 

 

Resulta sorprendente que Gamoneda mantenga su poesía a tan alto nivel pasados los ochenta años.

El poeta ha publicado su mejor libro de lo que llevamos de siglo y no es poco. Con una poesía fuertemente existencial, Gamoneda parece escribir un poemario que tiene algo de despedida y mucho de lucidez.

El poeta trabaja con un eje de pocos símbolos y palabras (la luz, la madre, la vejez, el olvido, el amor) y construye variaciones sobre sus temáticas que giran en una espiral de melancolía, angustia y desesperanza. En definitiva giran ante lo que el poeta llamaría su inocencia de no saber vivir y la realidad de la inexistencia.

A pesar de la temática, hay algo natural en el dolor transmitido, algo que lo hace casi natural y que lo aleja del victimismo y la conmiseración.

La sorprendente frialdad en la angustia es quizás uno de los mayores logros del poeta y quizás una de las razones por las que muchos lectores no conectan con su poesía. Gamoneda no busca nuestra piedad ni nuestra lágrima fácil. No le hace falta.

 

El miembro del jurado que no ha votado por el libro lo ha hecho por dos razones.

En primer lugar aduce que las repeticiones de sustantivos, para él simbólicos, restan fuerza a su impacto en cada poema nuevo en el que se repiten. Para él, esas variaciones son repetitivas.

En segundo lugar cree que el uso cromático que se realiza con los colores es excesivo y añaden esa sensación de repetición, que no de poema unitario, que este miembro del jurado tiene.

 

Al margen del voto en contra, el colectivo AdW piensa que Gamoneda vuelve a demostrar que nadie le ha regalado nada para ser uno de los mejores poetas de nuestro país.