bacon’s two men working in a field 1971

 

 

 

 

Bacon2

 

 

 

David Sylvester ha mostrado cómo Dos hombres que trabajan en un campo se transformó desde una obra renacentista,

un cartoon gigante de Rafael para una tapicería del Vaticano, La pesca milagrosa.

No sólo estaba el original en el V & A Museum, a la vuelta de la esquina del estudio de Bacon en Londres, sino que él

poseía una copia manchada de tinta de un libro sobre los cartoons de Rafael, encontrado en su estudio después

de su muerte y ahora conservado con todo su contenido en Dublín.

 

 

0RAPH

 

 

Bacon pudo haber tenido la misma idea: los dos discípulos como figuras simétricas tirando

y empujando la “pintura” en toda la superficie de un “ojo” con rastrillos en lugar de pinceles.

Un óvalo es una forma rara para un campo, natural para un ojo. El borde negro insinúa la

sombra de un párpado.

 

 

BaconTOPGleane

 

 

 

Las dos figuras “santas” laboriosamente “haciendo arte”, recuerda a las trabajadoras

agrícolas del siglo XIX de Millet que también, metafóricamente, mueven tierra alrededor

 como si fuera “pintura” en la superficie de la tierra. 

 

 

BaconDet

 

 

Incluso las púas metálicas de los rastrillos de Bacon se asemejan a las pestañas, un segundo

conjunto más pequeño de los ojos, tal vez, en el interior del ojo de la sabiduría. El propio Bacon

dijo que quería mostrar cómo las figuras “estaban totalmente absorbidos en su trabajo en ese 

pedazo de tierra, pero fracasó.” Cuando se le preguntó por qué las dos figuras eran idénticas,

respondió que él estaba tratando de “hacer una imagen concentrada, sin éxito.”  

 

 

 

Al igual que en muchas de las composiciones de Bacon estamos dentro de su mente y detrás de los ojos.

Las dos figuras distorsionadas, como muchos otras, son representaciones de sí mismo, pero vistas desde

varios ángulos, como objetos de una pintura cubista. Las composiciones de Bacon son, en mi opinión,

las imágenes mentales de la pintura misma en el momento de su concepción.

He explicado en otro lugar cómo los cuadros cubistas de Picasso (pero no necesariamente los de Braque)

son imágenes mentales.

Tanto Mozart como Beethoven declararon que una imagen mental de una composición era tridimensional  y

se veía desde todos los lados simultáneamente.

Eso es, en efecto, lo que vemos tanto en Picasso como en Bacon.

 

 

 

 N. del E.- No sabía que podía llegarse a decir tal cantidad de estupideces

a partir de un simple cuadro. Dejo esta muestra aquí editada -en vez de 

retirarla sin más- para que sirva de ejemplo de lo que mata al arte y de lo

que nunca debe hacerse cuando se pretende que el arte sea una actividad 

viva para los vivos. Disculpen. 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario