Samuel Beckett

Cascando

1

why not merely the despaired of

occasion of

wordshed

is it not better abort than be barren

the hours after you are gone are so leaden

they will always start dragging too soon

the grapples clawing blindly the bed of want

bringing up the bones the old loves

sockets filled once with eyes like yours

all always is it better too soon than never

the black want splashing their faces

saying again nine days never floated the loved

nor nine months

nor nine lives

2

saying again

if you do not teach me I shall not learn

saying again there is a last

even of last times

last times of begging

last times of loving

of knowing not knowing pretending

a last even of last times of saying

if you do not love me I shall not be loved

if I do not love you I shall not love

the churn of stale words in the heart again

love love love thud of the old plunger

pestling the unalterable

whey of words

terrified again

of not loving

of loving and not you

of being loved and not by you

of knowing not knowing pretending

pretending

I and all the others that will love you

if they love you

3

unless they love you

Cascando

1

por qué no sólo perder la esperanza de

una ocasión de

derramar las palabras

no es acaso mejor abortar que ser infecundo

las horas cuando te vas se vuelven de plomo

empiezan siempre a arrastrarse muy pronto

las zarpas desgarran ciegas el lecho de la carencia

y desentierran los huesos de amores pasados

cuencas alguna vez llenas con ojos como los tuyos

todo siempre no es mejor temprano que nunca

la negra carencia salpica sus rostros

diciendo otra vez que nunca lo amado flotó nueve días

ni nueve meses

ni nueve vidas

2

diciendo otra vez

que si tú no me enseñas no voy a aprender

diciendo otra vez que hay una última

incluso en las últimas veces

últimas veces de suplicar

últimas veces de amar

de saber no sabiendo fingir

una última incluso en las últimas veces de decir

que si tú no me amas no habrá quien me ame

que si yo no te amo no tendré a quien amar

la convulsión de rancias palabras otra vez en el corazón

amor amor amor el ruido del viejo destapacaños

triturando el inalterable

suero de las palabras

aterrado otra vez

de no amar

de amar y no a ti

de ser amado y no por ti

de saber no sabiendo fingir

fingiendo

yo y todos los demás que te habrán de amar

si te aman

3

a menos que te amen

Traducción de Juan Carlos Calvillo

 

Cascando

1

por qué no meramente perder toda esperanza en

la ocasión de hacer

derramamiento de palabras

acaso no es mejor abortar que ser estéril

después de que te vas las horas pesan como el plomo

comienzan siempre a rastras demasiado pronto

los garfios desgarrando ciegamente el lecho del deseo

exhumando los huesos los antiguos amores

cuencas alguna vez llenas con ojos iguales a los tuyos

siempre es mejor acaso demasiado pronto que jamás

el oscuro deseo salpicando sus rostros

diciendo una vez más nunca flotó lo amado nueve días

ni nueve meses

ni nueve vidas

2

diciendo una vez más

si vos no me enseñás no aprenderé

diciendo una vez más hay una última

incluso de las últimas veces

últimas veces de rogar

últimas veces de amar

de saber no saber aparentar

una última incluso de las últimas veces de decir

si no me amás a mí yo ya no seré amado

si no te amo a vos ya no amaré

el batir de palabras rancias una vez más dentro del corazón

amor amor amor el golpeteo de ese antiguo émbolo

prensando el inmutable

suero de las palabras

una vez más muerto de miedo

de no amar

de amar pero no a vos

de ser amado pero no por vos

de saber no saber aparentar

aparentar

yo y todos los otros que te amen

si te aman

3

a menos que te amen

traducción de Ezequiel Zaindenwerg

Cascando

1

por qué no simplemente la desesperanza de

ocasión de

derramar palabras.

¿no es mejor abortar que ser estéril?

las horas luego de que te fuiste son tan tristes

comienzan siempre arrastrando tan pronto

las uñas desgarrando a ciegas el lecho del deseo

trayendo los huesos de viejos amores

huecos llenos una vez con ojos como los tuyos

todo siempre es mejor temprano que nunca

la ennegrecida necesidad salpicando sus rostros

diciendo otra vez por nueve días no flotó el amado

tampoco nueve meses

tampoco nueve vidas

2

diciendo otra vez

si no me enseñas no aprenderé

diciendo otra vez hay una última

incluso para la última vez

última vez para pedir

última vez para el amor

para saber no saber simular

una última incluso para la última vez de decir

si no me amas n seré amado

si no te amo no amaré nunca

un batir de palabras gastadas en el corazón otra vez

amor amor golpe de antiguo émbolo

moliendo el suero

inalterable de las palabras

aterrado de nuevo

por no amar

por amar pero no a ti

por ser amado y no por ti

por saber no saber simular

simular

yo y todos los otros que te amarán

si te aman

3


a menos que te amen

Traducción de Francisco Laborde

-
-
-
-
-
-
-
-

Samuel Beckett

1936

from Collected Poems in English and French, S. Beckett,

Grove Press, Inc. N.Y. 1977

“Cascando” es, además del nombre del poema, el título de una pieza radial escrita por Beckett en francés. Originalmente, esta
obra de teatro, musicalizada por Marcel Mihalovici, iba a llamarse “Calando”, que significa bajar, descender, dar una nota por
debajo de la correcta. Finalmente la obra no se llamaría Calando, nombre pensado tal vez por el decrecimiento gradual del tempo
y el descenso paulatino del volumen de la música de Mihalovici, sino Cascando. La pieza trata sobre la decisión de sostener la
vigilia para poder finalizar una obra y , concluida, acceder finalmente al ansiado descanso, que es deseado por las voces, para
las que dormir es metáfora de la muerte.

Cascando lleva implícita y hace explícita la idea de cascada (cascade). El poema comienza con un derramamiento: “por qué no
simplemente la desesperanza de / ocasión de / derramar palabras”, dicen los primeros tres versos. Al igual que en la pieza teatral,
en el poema homónimo esta imagen de una cascada guarda relación con la muerte. Según una leyenda popular irlandesa, el mar
devuelve el ahogado a la costa después de nueve días. Tal vez de esa leyenda se nutre Beckett en estos versos centrales del
poema que comentamos: “diciendo otra vez por nueve días no flotó el amado / tampoco nueve meses / tampoco nueve vidas”.

Junto a la muerte, a diferencia de la pieza radial, el otro eje del poema no es la espera sino el amor y sus desencuentros. Por
ejemplo, el cuarto verso nos interroga: “¿no es mejor abortar que ser estéril?” ¿No es mejor haber amado a quien luego murió,
o se fue, a no haber amado nunca? ¿No es mejor amar, incluso a un muerto, que no poder amar? De esta manera, Beckett
conversa con Eros (nueves meses tarda una vida en gestarse) y con Tanatos (nueve días flota el ahogado, el amado, antes
de regresar a la orilla) en sucesivos versos donde la musicalidad radica en el recurso retórico de la repetición, pronunciando el
numero 9 verso tras verso.

Luego el poema se sale de esta situación clara, codificable dentro de una leyenda popular. Beckett propone contradicciones, no
busca generar un sentido único, y no sabremos al final del poema si el amado se ahogó y el amante está ante un nuevo amor, o
si se fue y el abandonado (por eso no flotó, no se había ahogado, simplemente se fue) reflexiona si será amado por otros, como
en los versos demoledores del final: “yo y todos los otros que te amarán / si te aman”, “a menos que te amen”, donde el otro vivo
e ido es abrazado con igual intensidad por otra pareja..

El verso “sockets filled once with eyes like yours” merece atención mención aparte porque remite a otro, muy importante en la
tradición poética de habla inglesa: en su libro de poemas The Waste Land (La Tierra Baldía), T. S. Eliot escribe: “Those are pearls
that were his eyes. Look!”, una referencia posible de Beckett. En The Waste Land son centrales, además, los ojos del ahogado:
la suerte que Madame Sosofris, la famosa clarividente europea, ha visto, es la carta del Marino Fenicio, “El ahogado”. Incluso le
aconseja: “Fear death by water”.
 –
El amor, o la imposibilidad de olvidar el amor, puede trascender esta existencia. Así el verso: “tampoco nueve vidas”, que expresamente
descansa en la idea cíclica de vida y muerte, de renacimiento y “amor constante más allá de la muerte” o de esta vida.


 

 

 

 

1 Comentario

  1. Algunas personas, desde que leyeron el poema en la adolescencia,

    no han dejado de releerlo con cierta frecuencia; otros, padres, lo

    recitan a sus hijos, como una joya de la tradición familiar que no

    puede perderse; otros dicen descubrir, con el paso del tiempo y

    las relecturas, nuevos significados en este breve poema.

    Personalmente, ni siquiera simpatizo con él, pero aquí queda, por

    su leyenda.

    Narciso

Los comentarios están cerrados