antropología

 

 

Cambian los mitos pero ésta

sigue siendo la tierra

donde florece el limonero,

a pesar de que nadie lo encuentre significativo

 

porque también florece el cardo

sin vigilancia

excepto del pincel que lo reduce a un plano.

 

Pero ésta es aún

la morada del mito.

 

O cielo abierto tóxico

y no morada.

 

Una orilla del mundo conocido

donde florecen indiferenciados

el cardo, el limonero.

 

 

 

 

 

 

Carlos Pardo

de Los allanadores

Pre-textos