Stone Is Not Stone

There was a time when stone was stone
And a face on the street was a finished face.
Between the Thing, myself and God alone
There was an instant symmetry.
Since you have altered all my world this trinity is twisted:


Stone is not stone
And faces like the fractioned characters in dreams are incomplete
Until in the child’s inchoate face
I recognize your exiled eyes.
The soldier climbs the glaring stair leaving your shadow.
Tonight, this torn room sleeps
Beneath the starlight bent by you.

 


la piedra ya no es de piedra


Hubo un tiempo en que la piedra era piedra
y una cara en la calle era un rostro perfecto
Entre esto, yo mismo y Dios
hubo un instante de simetría
Desde que has alterado todo mi mundo, 

La piedra ya no es de piedra
Y los rostros, como en los sueños, son incompletos
hasta en el rostro inmaduro del niño
reconozco tus ojos perdidos.
El soldado sube la escalera resplandeciente dejando tras él tu sombra.
Esta noche, la habitación duerme desgarrada
enmarañada por ti bajo la luz de las estrellas.

 

 

la piedra no es piedra

 

Hubo un tiempo en que la piedra era piedra

y un rostro en la calle era una cara pulida

Entre el Asunto, yo mismo y Dios solo

hubo un instante simétrico.

Desde que cambiaste todo mi mundo esta trinidad se enreda:

 

La piedra no es piedra

y los rostros como fraccionados carácteres soñando están incompletos

Todavía en la inconclusa cara de los niños

reconozco tus desterrados ojos.

El soldado sube la deslumbrante escalera dejando su sombra.

Esta noche, este demolido lugar dormita

bajo la inclinada luz estelar por ti.

 

 

nuestras versiones

Carson McCullers

Traducción de Victoria Martínez Vega

del blog: El Establo de Pegaso

[elestablodepegaso]

2009


 

 

 

 

 

 

 

4 Comentarios

  1. Bueno, chicos, otro Carson; en el blog del

    que procede, se decía que la traductora se había

    visto obligada a traducir, que nunca se hubiera

    imaginado traduciendo poesía.

    ¿Nos conformamos con esta traducción?

    Mmmmm

    Gracias, ya diréis.

    Narciso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario