Perdóneme que haya tardado tanto en contestarle, pero no hace mucho que volví a París

después de unos meses de trabajo en Viena. Hace tiempo que quería decirle que la revista

me es muy preciosa en la medida en que puede hacerme oír desde tan lejos las voces nuevas

y jóvenes de la argentina. Pero ahora le escribo por otra razón más imperiosa: acabo de terminar

la lectura de Segunda poesía vertical y estoy todavía maravillado, sin dar ese paso atrás que

inevitablemente damos después que un poeta nos ha hecho avanzar un poco más hacia la gran

verdad de su mundo, del mundo.

Sus poemas me parecen de lo más alto y lo más hondo (lo uno por lo otro, claro) que se ha escrito

en español en estos años.

Todo el tiempo he tenido la sensación de que usted logra asomarse a lo que busca con esa visión

totalmente libre de impurezas (verbales, dialécticas, históricas) que en el alba de nuestro mundo

tuvieron los poetas presocráticos, esos que los profesores llaman filósofos: Parménides, Tales,

Anaxágoras, Heráclito. A usted (y a ellos) le basta mirar en torno para que toda visión prosaica

caiga en pedazos ante ese apoderamiento total del ser por la poesía.

He leído en alta voz los poemas que más entiendo (otros se me escapan o me reclaman una

interpretación, que es quizás un autoconsuelo por no poder intuirlos de una sola vez), y en cada

caso se ha repetido esa sensación prodigiosa de extrañamiento, de rapto, de acceso.

Julio Cortázar

Carta a Roberto Juarroz

 


 

 

 

 

 

 

8 Comentarios

  1. Para comentarios entre poetas prefiero estos. Porque habla de sensaciones y comenta con sentido su opinión. Sin sentar cátedra.
    Es un asunto de excelencia literaria.

  2. Hola Ángel, me gustaría saber si hay algún buscador de palabras en el blog. Me parece útil para encontrar autores de miscelánea o palabras en general.
    Sr. Caballo, estoy en el asunto de la traducción de Carsson pero mis conocimientos del idioma me las impiden correr como ustedes.
    Gracias
    Vladimira

  3. Lo tienes al lado de el enlace a los poetas, arriba a la derecha es una lupa…supongo que será eso lo que buscas Vlad.

    Ángel

  4. ejjeje… ya me gustaría a mí tener un nombre humano

    y propio, pero las leyes de la seguridad de contraseñas y

    usuarios ha hecho que me llame caballo, ha sido el destino,

    el webmaster es testigo de ello.

    Por lo demás, nunca tenemos prisa en este blog, Vlad, ya lo sabes…

    y me alegra que cada uno se defienda o ataque con más o menos

    agresividad… creo que has vuelto bastante ¿guerrera?

    Un saludo cordial para los dos.

    Gracias

    Narciso

  5. Gracias Ángel, estaba ahí y yo aún buscando la lupa no veía nada.
    Caballo, no es que una .venga guerrera, es que una viene sin ganas de mediocridades ni vanidades de personas como los del otro comentario. Supongo que si a uno le dan premios piensa que es un buen poeta y que merece la pena todo lo que dice.
    Por supuesto la primera mediocridad que no aguanto es la mía propia, será difícil transmutarla en algo servible pero es un reto que habrá que asumir.
    Un abrazo común
    Vladimira

  6. Oléééé… sabes, estos días pasados pensaba que había demasiados poetas

    para las cosas que hay que decir, o dicho en pasiva: no hay cosas para tanto

    poeta. Incluso pensé en proponerme una drástica reducción: no colgar en

    el blog ningún poeta que no diera un mínimo de talla o, por lo mismo, no colgar

    los poemas de los poetas de talla que no alcanzaran ese mínimo.

    Supongo que aún así, el tiempo de la vida sería insuficiente para mantener

    el blog. Otra gran dificultad es la gran cantidad de lecturas de poetas recientes

    -un poeta que lleva 10-15 años escribiendo es, creo, reciente- que habría que hacer antes

    de colgar algo… pero en otro caso nos quedamos con las glorias conocidas… ayer mismo

    me di cuenta de que Wallace Stevens murió en el 55, por ejemplo… o estamos colgando

    poemas de Ponge, que escribió ese tomar partido por las cosas en 1942¡¡¡¡

    Os planteo mis dudas y angustias poéticas.

    Gracias

    Narciso

  7. Desde un principio pensaba que ya íbamos en esa línea, la de colgar los mejores poemas de cada autor.

    Se trata de ir sorprendiéndose cada vez que se cambia de página. En este caso, a lo mejor tendríamos que discutir

    qué poemas hay que quitar, supongo.

    El cajón desastre es mucho más interesante de lo que parece por su nombre.

    Ahí están las claves de la escritura de poesía…Habría que hacerle una página aparte como se merece también.

    Ángel

  8. Yo creo que deberíamos fijarnos en los poemas independientemente de quien los escriba. Hay personas que sólo hacen un buen poema en su vida, pero lo han hecho, la magia les ha visitado. Y es belleza igualmente. Yo no tendría prejuicios en ese sentido.
    Saludos

Los comentarios están cerrados