charles-tomlinson

 

 

 

 

LAS TRAMPAS U.S.A.

(Para Robert y Priscilla Bunker)

Camino entre malvarrosas

por un jardín reseco hasta llegar,

arriba, a la casa,

llamo, luego pido

en inglés la llave

de la iglesia de Las Trampas.

La anciana

dice en español: no

hablo inglés

así que digo: dónde

está la llave de la iglesia,

en español.

—Ve usted a esos

tres hombres trabajando: pregúnte­-

les a ellos. Ella se

vuelve, yo

me vuelvo

dispuesto a preguntar­-

les en español:

Hey, dicen

en americano. Hola

digo y les

pregunto en inglés

dónde está la llave

de la iglesia y ellos

dicen: la tiene él

señalando a un cuarto

hombre trabajando

con la azada en un campo

de maíz cercano, y a él

(en español): ¿dónde está la

llave de la iglesia? Y él:

yo la tengo.— OK,

dicen en

español —americano:

tráela (y a mí

en inglés) él

la traerá. Usted

espere por él

en la puerta de la iglesia.

Gracias, les digo, y ellos

responden en americano

de nada. Regreso

de nuevo

y espero en la sombra

la llave: el que

la trae no es el de

la azada, sino

uno de los tres que

trabajan, quien

con gracia castellana

me introduce en

este lugar

de frescor

fuera del sol de agosto.

LAS TRAMPAS USA

for Robert and Priscilla Bunker

I go through hollyhocks

in a dry garden, up

to the house,

knock, then ask

in English for the key

to Las Trampas church.

The old woman

says in Spanish: I

do not speak English

so I say: Where

is the church key

in Spanish.

—You see those

three men working: you

ask them. She

goes in, I

go on

preparing to ask

them in Spanish:

Hi, they say

in American. Hello

I say and ask

them in English

where is the key

to the church and they

say: He has it

gesturing to a fourth

man working

hoeing a corn-field

nearby, and to him (in

Spanish): Where is

the church key? And he:

I have it.—O.K.

they say in

Spanish-American:

You bring it (and

to me in English)

He’ll bring it.

You wait for him

by the church door.

Thank you, I say and they

reply in American

You’re welcome. I go

once more and

await in shadow

the key: he

who brings it is not

he of the hoe, but

one of the three

men working, who

with a Castilian grace

ushers me in

to this place

of coolness out

of the August sun.

 

 

 

 

Poemas

charles tomlinson

Cuadernos Hispanoamericanos 545

noviembre 1995

traducción de Jordi Doce