opacidad

 

 

El ojo indiferente decolora

enfría y empareja.

 

Todo es igual para las miradas neutras

una cosa entre otras

un rostro entre los otros

un gesto entre otros gestos.

 

Por encima palabras y palabras

como una lluvia sorda.

 

Y nada sobresale: mar parejo

horizonte cerrado.

 

Sombra.

 

Vacío mar del tiempo.

Una hora se mira en otras horas

y todas son iguales.

 

El ojo las contempla ya sin verlas

y ya no es más mirada.

 

Es ojo seco. Piedra.

Dureza fría. Cosa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Circe Maia

Opacidad

 

en la página La poesía alcanza para todos

[El poeta no cumple su palabra si no cambia los nombres de las cosas.

Nicanor Parra]