Me gustaría ser un hombre de fino bigote

que toma el autobús,

no tiene heladas las manos.

Un hombre de estatura media

al que no le espera el bar

un hombre que charla

con un conductor de autobús

y le dice: ya he terminado

por hoy se acabó. Alguien

que sienta que por hoy se acabó

no tener manos heladas.

He acabado, le dice al conductor.

Tiene en los labios un deje de ilusión

es como si le esperase en alguna parte

otra cosa, no sé definir qué

clase de cosa puede ser

la que haga que alguien

de estatura mediana y con bigote

diga: he acabado. Me pregunto

qué clase de sensación

debe ser esa. Que haya acabado.

Y que probablemente haya acabado

qué clase de cosa puede ser

la que haga que alguien

de estatura mediana y con bigote

diga: he acabado. Me pregunto

qué clase de sensación

debe ser esa. Que haya acabado

y que probablemente haya acabado.

No sé qué puede haber acabado.

Se le nota en el habla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Concha García

Otra

De Ayer y Calles, 1994