disfraces

 

 

 

Llueve. La tos

de la humedad interrumpe.

Una gata dibujada piensa

y eso no cambia el mundo.

¿Qué haría falta para que

se fuera el odio a otro lugar?

El vecino que canta es un error.

El otro se disfraza de otro

para que yo no sepa quién soy. Eso

pasa todos los días. Explica

mis manos taciturnas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Gelman

de Poesía Reunida 2012

poema disfraces


 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario