What is Time that man should be so mindful:

The earth is aged 500 thousand millions of years,

Allowing some hundred thousand millions of margin for error

And man evolving a mere half-million years of consciousness,

twilight and terror

 

Only a flicker of eternity divides us from unknowing beast

And how far are we from the fern, the rose, essential yeast?

 

Indeed in these light aeons how far

From animal to evening star?

 

Skip time for now and fix the eye upon eternity

Eye gazing backward or forward it is the same

Whether Mozart or short-order cook with an infirmity

Except the illuminations alter their shafts

Except we would rather be Mozart, we want to last as long as

Possible, to radiate, to sing

Although in eternity it may be the same thing.

 

In God’s cosmos according to report

Nothing lapses, no gene is lost

After centuries may bustle in the sport

Which will in time command the line.

 

Those who find it a little harder to live

And therefore live a little harder,

As struggling gene in oceanic plant

Predestine voluntary cells that give

The evolutionary turn to fish, then beast

With multiplying brain that dominates earth’s feasts.

From weed to dinosaur through the peripheries of stars

From furtherest star imperiled on the rind of time,

How long to core of love in human mind?

 

 

 

 

 

 

Cuál es el momento en que el hombre debería ser tan consciente:

La Tierra tiene 500 mil millones de años,

permitiendo cientos de miles de millones de margen de error

y el hombre evolucionado apenas medio millón de años de consciencia

penumbra y terror

 

Sólo una pizca de eternidad nos separa de la bestia ignorante

y ¿cuán lejos estamos del helecho, la rosa, levadura esencial?

 

Incluso en estos eones luz ¿ Hasta qué punto

del animal a la vespertina estrella?

 

Me salto el tiempo por ahora y fijo el ojo sobre la eternidad

El ojo mirando hacia atrás o hacia adelante es el mismo

Ya sea Mozart o un plato sencillo cocinado con una dolencia

salvo las iluminaciones, cambian sus ejes

Pero preferiríamos ser Mozart, querríamos que durase tanto tiempo como

fuese posible, irradiar, cantar

Aunque en la eternidad quizás sea lo mismo.

 

En el cosmos de Dios según los informes

nada decae, no se pierde el gen

Después de siglos puede el bullicio en el deporte

cuya puntual voluntad domina la fila

 

Aquellos que lo tienen un poco más difícil para vivir

y por consiguiente viven un poco más dificultosamente

como el gen batallando de la oceánica planta

Predestinadas voluntarias células que dan

el giro evolutivo hacia los peces, luego la bestia

con multiplicado cerebro que domina los festejos de la tierra.

De la hierba al dinosaurio a través de la periferia de las estrellas,

de la más lejana estrella en peligro sobre la corteza del tiempo,

¿Cuánto tiempo al núcleo del amor en la mente humana?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carson McCullers

The Mortgaged Heart,

ed. Margarita G. Smith. Boston
– Houghton Mifflin Company