[en 2010, el colectivo Addison de Witt consideró que eran tres los candidatos finalistas al premio Ausiás March:

Julieta Valero con Autoría;

José María Castrillón con ·gramos·;

Yaiza Martínez ·Siete – Los perros del cielo·

 

La votación se realizó contando con el voto de cada uno de los 5 miembros del colectivo;

ninguno de los libros consiguió 5/5;

los tres finalistas consiguieron 4/5, y se explicaron los motivos de los votos a favor y del voto en contra.]

 

 

 

Premio Ausiás March a los mejores poemarios de 2010

Addison de Witt

martes, 15 de marzo de 2011

Julieta Valero. “Autoría”. DVD

 

 

 

Los cuatro miembros del colectivo que han votado “Autoría” creen tener varias razones para ello:

El amor, el paso del tiempo (“Cada día es más sala de rehabilitación, menos aventura”, “Ya podemos utilizar

expresiones como en mis tiempos”) y la reflexión existencial consecuente son tratados de manera original.

A través de versos largos y versículos, la poeta enturbia las aguas aunque a veces sentencie (“la desgracia fue

siempre el descrédito del amor”).

La ironía suele ser signo de inteligencia (“un collar siempre étnico”, “Tardamos una dictadura de tópico en

encontrarla”, el “Día Internacional de los Espejos”) y cuánta ironía tiene reírse de los “imitadores” de Ashbery

cuando una forma parte de ese grupo.

A esto se añade la reflexión caleidoscópica sobre la identidad imaginada que ya se postula desde el título del libro.

El yo es sustituido por nosotros ante la imposibilidad individual (“Lejos de mí” es el título de uno de los poemas).

Así se entiende la deconstrucción voluntaria y la irreferencialidad.

Más cerca de la abstracción que de la irracionalidad, Valero maneja muy bien la sintaxis y es una de las claves

de su poesía. A través de ella construye una realidad nueva desde lo cotidiano.

 

La persona que ha decidido no votar el libro de Valero lo hace por varias razones.

La fundamental es que el libro de poesía es un ejercicio intelectual en el que la poesía pasa a un tercer plano.

Para esta persona, el poemario resulta frío y ensayístico.

Además, quedan algunos trazos de retórica que emborronan algo el conjunto y que no contribuyen precisamente

a poetizar el texto.

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario