670

 

 

 

One need not be a Chamber — to be Haunted —

One need not be a House —

The Brain has Corridors — surpassing

Material Place —

Far safer, of a Midnight Meeting

External Ghost

Than its interior Confronting —

That Cooler Host.

Far safer, through an Abbey gallop,

The Stones a’chase —

Than Unarmed, one’s a’self encounter —

In lonesome Place —

Ourself behind ourself, concealed —

Should startle most —

Assassin hid in our Apartment

Be Horror’s least.

The Body — borrows a Revolver —

He bolts the Door —

O’erlooking a superior spectre —

Or More —

670

 

 

 

No hay que ser una Casa — para tener Fantasmas —

No es necesario ser una Habitación —

pues el Cerebro tiene Pasadizos — al margen del

Espacio Material —

Es más seguro topar a Medianoche

con un Espíritu de fuera,

que plantar cara al que se lleva dentro —

ese Gélido Huésped.

Es más seguro profanar las Losas

al recorrer una Abadía —

que encontrarse sin Armas a uno mismo —

en Lugar solitario —

El yo que acecha tras el yo —

debería asustarnos mucho más —

Un Asesino oculto en nuestra Casa

no es tan terrorífico —

Toma el Cuerpo — un Revólver —

y cierra los Candados —

ignorando a un espectro más temible —

o Algo más —

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Emily Dickinson

 poemas a la muerte

 

Emily Dickinson, 2010

Traducción, selección y prólogo: Rubén Martín