fabio morábito

 

delante de un prado

una vaca

 

 

ediciones era S.A. de C.V.
sistema nacional de creadores de arte
de Fonca-Conaculta
1ª edición 2011
México DF

 

 

 

TRES HORMIGAS en mi baño,

como todas las mañanas.

 

¿Serán las mismas o se turnan?

 

Tres exploradoras,

a ver si me ausento o me descuido

 

o despierto un poco más tarde,

que es lo que necesita el hormiguero

para cruzar el baño.

 

No me gusta matar hormigas,

sobre todo las conocidas

y, mientras cago,

muevo el pie para asustarlas.

 

Con eso espero que baste.

 

El hormiguero tendrá que esperar.

 

Condeno a una muchedumbre

a la inacción y a pasar hambre.

 

Se morirán muchísimas.

 

Pero, ¿qué puedo hacer?

En mi naturaleza está cuidar mi nido,

como ellas el suyo.

 

Sentado en el retrete, adormilado,

soy tan hormiga como todos,

 

alguien me observa de seguro

y ha decidido no pisarme.