226

 

 

 

Aquello que, creo, produce en mí el sentimiento profundo, en que vivo, de incongruencia

con los demás, es que la mayoría piensa con la sensibilidad y yo siento con el pensamiento.

Para el hombre vulgar, sentir es vivir y pensar es saber vivir.

Para mí, pensar es vivir y sentir no es más que el alimento del pensar.

Es curioso que, siendo escasa mi capacidad de entusiasmo, ella es naturalmente más

solicitada por los que se me oponen en temperamento que por los que son de mi especie

espiritual.

A nadie admiro en literatura, más que a los clásicos, que son a quienes menos me asemejo.

De tener que escoger, para lectura única, entre Chateaubriand y Vieira, escogería a Vieira

sin necesidad de meditar.

Cuanto más diferente de mí es alguien, más real me parece, porque menos depende de mi

subjetividad. Y es por eso por lo que mi estudio atento y constante es esa misma humanidad

vulgar que no acepto y de quien disto.

La amo porque la odio. Me gusta verla porque detesto sentirla. El paisaje, tan admirable como

cuadro, es en general incómodo como lecho.

 

 

13-4-1930

 

 

 

Aquilo que, creio, produz em mim o sentimento profundo, em que vivo, de incongruência

com os outros, é que a maioria pensa com a sensibilidade, e eu sinto com o pensamento.

Para o homem vulgar, sentir é viver e pensar é saber viver.

Para mim, pensar é viver e sentir não é mais que o alimento de pensar.

É curioso que, sendo escassa a minha capacidade de entusiasmo, ela é naturalmente

mais solicitada pelos que se me opõem em temperamento do que pelos que são da minha

espécie espiritual.

A ninguém admiro, na literatura, mais que aos clássicos, que são a quem menos me

assemelho. A ter que escolher, para leitura única, entre Chateaubriand e Vieira, escolheria

Vieira sem necessidade de meditar.

Quanto mais diferente de mim alguém é, mais real me parece, porque menos depende da

minha subjectividade.

E é por isso que o meu estudo atento e constante é essa mesma humanidade vulgar que

repugno e de quem disto. Amo-a porque a odeio. Gosto de vê-la porque detesto senti-la.

A paisagem, tão admirável como quadro, é em geral incómoda como leito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Libro del desasosiego

Fernando Pessoa

Traducción del portugués, organización,

introducción y notas de Ángel Crespo

Livro do Desassossego

Segunda edición en esta colección: julio de 1997

Ática S. A. R. L, Lisboa, 1982

Editorial Seix Barrai, S. A., 1984 y 1997

Barcelona (España)

Edición especial para Ediciones de Bolsillo, S. A.

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario