francisco amighetti

 

el poema

 

 

 

 

El poema es una línea

que rige las montañas, desdibuja las manos

y se hace río.

Es una bandera que el viento ha devorado sobre el mar,

o lleva un niño en una fiesta patria.

El poema es una fruta,

se aspira como flor y se ve como cuadro.

Es la geometría metiéndose en el tallo

y organizando la dirección de las hojas

en proporciones áureas.

Y el poema es también

la noche de la ventana

en donde el ruiseñor de una constelación canta.

Si la poesía está afuera hecha paisaje

o hecha mujer

es porque la llevamos en la sangre.

El poema es un hilo de seda

que sale del corazón a sujetar las cosas,

y retenerlas en el instante

en que cruzan de la luz a la sombra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario