francisco de quevedo

 

 

 

                                       casamiento ridículo 

 

 

 

Trataron de casar a Dorotea

los vecinos con Jorge el extranjero,

de mosca en masa gran sepulturero,

y el que mejor pasteles aporrea.

 

Ella es verdad que es vieja, pero fea;  

docta en endurecer pelo y sombrero;

faltó el ajuar y no sobró dinero,

más trujóle tres dientes de librea.

 

Porque Jorge después no se alborote

y tabique ventanas y desvanes

hecho tiesto de cuernos el cogote,

 

con un guante, dos moños, tres refranes

y seis libras de zarza, llevó en dote

tres hijas, una suegra y dos galanes.

 

 

 

 

v. 6 docta en endurecer pelo y sombrero: ‘en ponerle cuernos al marido’.

v. 8 trújole tres dientes: como no tenía dientes, le trajeron tres de regalo;

delibrea: se los regaló como los grandes señores dan libreas o uniformes a sus lacayos.

La librea es una especie de vestimenta que usaban los criados, con los distintivos de su amo.

 

 

 

 

 

 

 

Ξ


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario