girando sobre

 

el 1º de enero

 

      

Este gemido en mis piernas girando

sobre sus goznes como el año irracional

en mi último argumento personal. Ya es tarde

para darle forma, convertirlo

en prosa rimada en medio del vasto deshonor.

Bajo un poco de luz privada,

escamoteando al mundo

la responsabilidad de mi rostro

cuento un resto de dinero solitario. Hasta aquí ha llegado

la única solución. Cada uno

ha rendido a la época su bocanada de sangre.

Desde allá afuera, alguna bala tardía

sigue buscando

una cabeza mal dormida en la oscuridad

para concluir la obra y borrar las ruinas

de un desastre ideológico.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario