paisaje al anochecer

Dentro de unos momentos no habrá más que sombras en el valle.

Y yo, solitario en este hueco de la tierra

instalaré en la noche

mi cuota filosófica de animal emocionado.

Esta es la hora del día en que fracasa

todo ensayo de interpretación

acerca de mi papel en el mundo. Sombrío, el año ha muerto.

Mientras trato de justificar esta pena,

esta baja tensión de la conciencia,

me pregunto

si no habrá una segunda oportunidad detrás de esas montañas.

Giannuzzi

de Señales de una causa personal

1977