Francisco Ynduráin dejó escrito:

«Hasta la aparición de Aconsejo beber hilo (1954) la obra de Gloria no había alcanzado

plenitud y la singularidad inconfundible de tono y voz (…)

El estoicismo popular y una templada resignación dignifican siempre su expresión, como

si al ponerse en verso cobraran grados de estilización para pasar depurados a un plano

de arte verbal».

 

 

 

 

gloria fuertes

 

aconsejo beber hilo

 

 

no dejan escribir

 

 

 

 

Trabajo en un periódico pude ser secretaria del jefe y soy sólo mujer

de la limpieza.

Sé escribir, pero en mi pueblo, no dejan escribir a las mujeres.

Mi vida es sin sustancia, no hago nada malo.

Vivo pobre.

Duermo en casa.

Viajo en Metro.

Ceno un caldo

y un huevo frito, para que luego digan.

Compro libros de viejo.

Me meto en las tabernas, también en los tranvías, me cuelo en los teatros

y en los saldos me visto.

Hago una vida extraña.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario