gonzalo rojas

materia de testamento

el señor que aparece de espaldas

gonzalo rojas

materia de testamento

el señor que aparece de espaldas

gonzalo rojas

materia de testamento

el señor que aparece de espaldas

gonzalo rojas

materia de testamento

el señor que aparece de espaldas

 

 

 

 

 

El señor que aparece de espaldas no es feliz, ha ido

varias veces a Roma pero no es feliz, ha

meado en Roma y no tiene por qué ocultarlo pero no es feliz, ha desaguado

a lo largo de Asia desde los Urales a Vladivostock pero no es feliz, en

excusados de lujo en África pero no es feliz, encima de los aviones

vía Atenas pero no es feliz, en espacios

más bien reducidos lluviosamente en Londres al lado

de su mujer hermosa pero no es feliz, en las grandes playas de

América precolombina pero no es feliz, con un diccionario etrusco

y otro en alemán desde las tumbas Ming a las pirámides

de Egipto pero no es feliz, pensando en

cómo lo hubiera hecho Cristo pero no es feliz, mirando

arder una casa en Valparaíso pero no es feliz, riendo en New York de

un rascacielo a otro pero no es feliz, girando a

todo lo espléndido y lo mísero del planeta oyendo música en barcos

de Buenos Aires a Veracruz pero no es feliz, discutiendo

por dentro de su costado el origen pero no es feliz, acomodándose

no importa el frío contra la

pared aguantando todas las miradas

de las estrellas pero no es feliz

el señor que aparece de espaldas.

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario