[hemos colgado unos pocos poemas, con el descuento

añadido de dos de ellos, que se pueden leer, pero no pasa

nada por no hacerlo: de algún modo, la poesía nos agradecerá

que prescindamos de ellos.

Tampoco los hemos publicado para que no se lean, sino para

ir apreciando lo que no acaba de ser poesía: o bien porque

nunca lo ha sido o porque ha ido dejando de serlo.

Uno de ellos, largo hasta el castigo, es de aleixandre: el premio

no le exime de seguir escribiendo con entrega -y no dudamos de

que lo hizo: pero no le alcanzó-]

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario