motel, money, murder, madness
   

Todas las calles de aquella noche iban al cielo.
       Ella surgió del fondo de su vaso.
       Quiso beber con él sin prisa.
       Quiso saber su historia
       mientras le deshojaba el corazón.

       Más tarde
       le pidió con los labios que se fuera con ella.

       Confundir puede el cuerpo el placer con la muerte.

       Pasaron como una exhalación por su memoria
       la luz mortal de las farolas,
       la sombra del sombrero,
       el verde botella de los ojos de la chica

       mientras se ahogaba en un charco rojo de pétalos.

Irene Sánchez Carrón

De: Atracciones de feria  (2002)