Chamber Music

 

by James Joyce

 

 

 

 

Música de cámara

Traducción de pablo neruda

Poesía Internacional, Buenos Aires, Noviembre, 1933

 

 

 

 

 

XXXV

 

All day I hear the noise of waters
Making moan,
Sad as the sea-bird is when, going
Forth alone,
He hears the winds cry to the water’s
Monotone.
The grey winds, the cold winds are blowing
Where I go.
I hear the noise of many waters
Far below.
All day, all night, I hear them flowing
To and fro.

 

     

 

 

 

Todo el día escucho el ruido de las aguas sollozando,

triste como el pájaro de mar cuando al partir solitario

escucha el grito de los vientos a las aguas, desolado.

Los grises vientos, los fríos vientos soplan adonde vaya.

Escucho el ruido de mudas aguas, lejos, abajo.

Todo el día, toda la noche las oigo deslizarse aquí y allá.

 

 

 

 

XXXVI

 

 

I hear an army charging upon the land,
And the thunder of horses plunging, foam about their knees:
Arrogant, in black armour, behind them stand,
Disdaining the reins, with fluttering whips, the charioteers.
They cry unto the night their battle-name:
I moan in sleep when I hear afar their whirling laughter.
They cleave the gloom of dreams, a blinding flame,
Clanging, clanging upon the heart as upon an anvil.
They come shaking in triumph their long, green hair:
They come out of the sea and run shouting by the shore.
My heart, have you no wisdom thus to despair?
My love, my love, my love, why have you left me alone?

 

 

 

 

 

Escucho un ejército cargar sobre la Tierra.

Y el trueno de los caballos precipitarse, con espumas

 sobre las rodillas.

Arrogantes, con armaduras negras, de pie detrás de

 ellos, desdeñando las riendas

con ondulantes látigos, los aurigas permanecen.

Gritan en medio de la noche sus nombres de batalla:

yo sollozo durmiendo cuando oigo, lejos, sus

  arrolladoras risas.

Ellos parten las tristezas de los sueños con llama segadora,

golpeando, golpeando sobre el corazón como sobre una bigornia.

Arriba sacudiendo en triunfo sus largos cabellos verdes:

salen del mar y corren gritando por la playa.

Corazón mío, ¿has perdido la sabiduría para desesperarte de este modo?

Amor mío, amor mío, amor mío, ¿por qué me abandonaste?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POESÍA UNIVERSAL TRADUCIDA POR POETAS CHILENOS

Antología

SELECCIÓN DE Jorge Teillier

EDITORIAL UNIVERSITARIA