estimar és un lloc

 

Assegut en un tren miro el paisatge

i de sobte, fugaç, passa una vinya

que és el llampec d’alguna veritat.

Seria un error baixar del tren

perquè llavors la vinya desapareixeria.

Estimar és un lloc, i sempre hi ha una cosa

que m’ho revela: un terrat llunyà,

aquella estrada buida d’un director d’orquestra

només amb una rosa, i els músics tocant sols.

La teva cambra quan s’alçava el dia.

Per descomptat, el cant d’aquells ocells

al cementiri un matí de juny.

Estimar és un lloc .

Perdura al fons de tot: d’allí venim.

I és el lloc on va quedant la vida.

 

querer es un lugar

 

Sentado en un tren miro el paisaje

y de pronto, fugaz, pasa una viña

que es el relámpago de alguna verdad.

Sería un error bajar del tren

porque entonces la viña desaparecería.

Querer es un lugar, y siempre hay algo

que me lo revela: una azotea lejana,

aquel estrado vacío de un director de orquesta,

solo con una rosa, y los músicos tocando solos.

Tu habitación cuando se levantaba el día.

Por supuesto, el canto de aquellos pájaros

en el cementerio, una mañana de junio.

Querer es un lugar.

Perdura en el fondo de todo: de allí venimos.

Y es el lugar donde la vida va quedando.

 

 

 

joan margarit

 

querer es un lugar

 

 

 

 

 


 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario