Afinidades sanguíneas en la oscuridad.

El varón se desploma íntimamente, cava,

hace nudos por dentro, pegotea, raspa

cosas blandas, y ardidas, llama, propone

muerte y resurrección

hasta obtener respuesta. El conjunto

se unifica en un jugo solar

un espacio cerrado de energía,

asociado al porvenir, girando sobre sí mismo

compacto como un verbo y una identidad.

El ojo helado de Leonardo

hizo un corte vertical y apolítico

en la pulsante combustión

y en el dibujo, su mano

sacó sombras de vísceras y huecos

hasta enfriar el mecanismo interno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

acoplamiento

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario