joaquín o giannuzzi

 

 

la dispersión

 

Sobre esta mesa he apoyado los brazos y la cabeza.

Piedad y desprecio por mi mundo. Los lugares comunes

de la materia que me rodea. Un lápiz, una caja

de fósforos, una taza de café, ceniza

de cigarrillos sobre un desorden de papeles.

Cuánta desesperanza de poesía sin porvenir.

Y de pronto la certeza de que morir es apartarse de la mesa,

la noción de que todo se perderá.

Cada cosa se ausentará de la otra,

los objetos de quienes soy el centro dejarán de amarse.

Yo mismo, agonía volcada, volumen apretado al planeta,

me veré arrojado por la ventana,

pedazo a pedazo, a trozos que se odian

hacia la fría unidad de la noche.

sobre esta mesa:
he apoyado los brazos y la cabeza

piedad y desprecio por mi mundo
cuánta desesperanza sin porvenir

[los lugares comunes de la materia:
un lápiz una caja de fósforos una taza de café
ceniza sobre un desorden de papeles]

[de quienes soy el centro]

y de pronto:
la certeza:
morir es apartarse de la mesa: todo se perderá
cada cosa se ausentará de la otra
los objetos dejarán de amarse

Yo: agonía, volumen apretado al planeta
                             arrojado por la ventana
                                     pedazo a pedazo
                                     a trozos que se odian
 
                            hacia la fría unidad de la noche

 

 

 

 

 

 

 

Γ—