[la lluvia es

 

un apaciguamiento

 

universal…]

 

 

 

 

 

 

 

La lluvia es un apaciguamiento universal desde la ventana

árboles y animales paralizados en su unidad.

Una dalia de suntuosa combustión

revela bajo el agua su paz interna.

¡Espacio y dominio de la naturaleza impersonal!

Pero aquí, en su campo nervioso, particular,

el prisionero rechina los dientes.

Desde todos los objetos, llega una amenaza,

la hostilidad de su dios, sus ojos bloqueados,

creando cosas húmedas y terribles en un cuarto cerrado.