me despierto en la noche

 

Me despierto en la noche y aquí estoy

a solas con mi cabeza irritada.

Un cerebro en la oscuridad no puede hacer política.

Su gelatina hierve, ávida de oxígeno,

de sustancia continua,

de realista materia iluminada y fulgor sexual:

apostando

a un universo visible para redimirlo.

Es un pintor absoluto, el cerebro.