mientras duerme

 

 

 

 

En esa vida que duerme tengo parte:

aquí, velando en la habitación,

aislando su poema del contexto ocupado

por este amanecer otoñal, el café, el confuso

rumor de la calle, el reino

más oscuro de la necesidad. Todo parece en orden

en ambos dominios. Lentamente

la emoción se encamina hacia un estilo desconocido.