parmigianino_selfportrait

 

 

 

 

 

 

 

A como Parmigianino lo hizo, la mano derecha

más grande que la cabeza, arrojada al espectador

y recogiéndose ligeramente como protegiendo

lo que anuncia. Unas cuantas vidrieras de cobre, viejas vigas,

piel, muselina plegada, un anillo de coral

que apoya la cabeza en el movimiento conjunto, la cual nada

acercándose y alejándose como la mano,

sólo que está en reposo. Es lo retirado.

Vasari dice: “Francesco decidió un día

hacer su propio retrato, mirándose a sí mismo con ese

propósito

en un espejo convexo, como los que usan los barberos…

Para esto mandó hacer a un tornero una esfera de madera,

y la dividió en dos, dándole el tamaño del espejo,

se puso a pintar con gran arte todo lo que vio en el espejo”,

principalmente su reflejo, del cual el retrato

fue el reflejo al ser removido éste.

El vidrio reflejó sólo lo que él veía,

lo que era suficiente para su propósito: su imagen

esmaltada, embalsamada, proyectada en un ángulo de 180

grados.

La hora del día o la densidad de la luz

que se adhieren a la cara la mantienen

viva e intacta en una ola recurrente

de llegada. El alma se establece a sí misma.

¿Pues qué tan lejos puede salir nadando de los ojos

y regresar a su nido a salvo? Lo convexo de la superficie

del espejo, incrementa significativamente

la distancia: lo suficiente como para demostrar

que el alma es una cautiva, tratada humanamente,

mantenida en suspenso, incapaz de avanzar más allá

de donde toca tu mirada el cuadro.

El papa Clemente y su corte quedaron “estupefactos”,

según Vasari, y prometieron un encargo

que nunca se concretó.

 

 

•   •   •   •   •   •   •   •   

 

 

As Parmigianino did it, the right hand

Bigger than the head, thrust at the viewer

And swerving easily away, as though to protect

What it advertises. A few leaded panes, old beams,

Fur, pleated muslin, a coral ring run together

In a movement supporting the face, which swims

Toward and away like the hand

Except that it is in repose. It is what is

Sequestered. Vasari says, “Francesco one day set himself

To take his own portrait, looking at himself for that purpose

In a convex mirror, such as is used by barbers…

He accordingly caused a ball of wood to be made

By a turner, and having divided it in half and

Brought it to the size of the mirror, he set himself

With great art to copy ah that he saw in the glass,”

Chiefly his reflection, of which the Portrait

Is the reflection once removed.

The glass chose to reflect only what he saw

Which was enough for his purpose: his image

Glazed, embalmed, projected at a 180-degree angle,

The time of day or the density of the light

Adhering to the face keeps it

Lively and intact in a recurring wave

Of arrival. The soul establishes itself.

But how far can it swim out through the eyes

Ant still return safely to its nest? The surface

Of the mirror being convex, the distance increases

Significantly; that is, enough to make the point

that the soul is a captive, treated humanely, kept

In suspension, unable to advanced much farther

Than your look as it intercepts the picture.

Pope Clement and his court were stupefied”

By it, according to Vasari, and promised a commission

That never materialized.

 

 

 

 

 

John Ashbery

Edición bilingüe

Traducción y prólogo de Verónica Volkow

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

1 Comentario

  1. El poema de ashbery tiene una extensión de unas 15 páginas;

    el dilema que se nos ha planteado parece claro: colgarlo todo seguido o por entregas.

    Hemos decidido las entregas. Aunque ese 1/15 desanimaría al mismo Parmigianino, lo

    cierto es que sólo con el poema se ha hecho un librito, es decir, tiene cierta magnitud.

    El 1/15 sigue un criterio propio: dividirlo en el número de páginas que ocupa.

    Confiamos en llegar hasta la entrega 15/15.

    Un saludo a todos y cada uno

    narcisodaa

Deja un comentario