the love interest

 


We could see it coming from forever,

then it was simply here, parallel

to the day’s walking. By then it was we

who had disappeared, into the tunnel of a book.

Rising late at night, we join the current

of tomorrow’s news. Why not? Unlike

some others, we haven’t anything to ask for

or borrow. We’re just pieces of solid geometry:

cylinders or rhomboids. A certain satisfaction

has been granted us. Sure, we keep coming back

for more—that’s part of the “human” aspect

of the parade. And there are darker regions

penciled in, that we should explore some time.

For now it’s enough that this day is over.

It brought its load of freshness, dropped it off

and left. As for us, we’re still here, aren’t we?

la historia de amor

 

 

La vimos venir desde siempre,

luego ya estaba aquí, en línea

con el paseo de aquel día. Para entonces, éramos nosotros

los que habíamos desaparecido, en el túnel de un libro.

Despertando en la madrugada, nos unimos al flujo

de las noticias de mañana. ¿Por qué no? A diferencia

de algunos otros, no tenemos nada que pedir

o que tomar prestado. No somos sino piezas de sólida geometría:

cilindros o romboides. Cierta satisfacción

nos ha sido otorgada. Sí, claro, siempre volvemos

a por más… Es parte del aspecto «humano»

del desfile. Y existen regiones más oscuras

perfiladas, que habría que explorar alguna vez.

Por ahora nos basta con que el día se haya acabado.

Trajo su carga de frescura, la dejó caer

y se marchó. En cuanto a nosotros, seguimos aquí, ¿no es cierto?

 

 

 

 

 

Versión de Jodi Doce

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario