la lluvia se está mudando

 

 

 

El pizarrón está borrado en el ático

Y el viento hace que surja la luz de las estrellas,

robustamente ahora. Alguien lo encontrará, alguien lo sabrá.

Y si en algún lugar de este enorme planeta

La verdad es descubierta, un pedacito de ella, seca, glaseada por el sol,

ella se quedará colgada, en su propia infamia, su humildad. Nadie

será mejor para ella,  aparte las cosas no pueden empeorar.

Seguí jugando, dominando como lo hacés al paso

en el desorden que éste significaba. ¿No ves

Que es todo lo que podemos hacer? Mientras, grandes fuegos

Emergen, como pajares en llamas.  El dial fue establecido

Y eso es un mal presagio, pero toda tu bondad en la vida

Conspira con él, ahora que esta es nuestra casa:

Un lugar desde dónde venir, y que la gente pregunte por ella.
 

rain moving in

 

 


The blackboard is erased in the attic 

And the wind turns up the light of the stars, 

Sinewy now. Someone will find out, someone will know. 

And if somewhere in this great planet 

The truth is discovered, a patch of it, dried, glazed by the sun, 

It will just hang on, in its own infamy, humility. No one 

Will be better for it, but things can’t get any worse. 

Just keep playing, mastering as you do the step 

Into disorder this one meant. Don’t you see 

It’s all we can do? Meanwhile, great fires 

Arise, as of haystacks aflame. The dial had been set 

And that’s ominous, but all your graciousness in living 

Conspires with it, now that this is our home: 

A place to be from, and have people ask about.

 

 

 

 

 

 

 

John Ashbery  

París Review, N° 90,

1983

Versión de Noelia Torres

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario