tower of darkness

 

 

 

I cannot remain outside any longer

in the cold and pervasive rain.

I grab my crotch wishing for a ball of light

in the shaggy interior other people have.

I shall go away without fetching a grain

from the earth,

compact,

with the climbing design

we knew and hated so well, and when it was our turn

to die we just gave up, mumbling some excuse.

 

Do you often go to see them?

They can’t have much cause

to journey here, yet their footprints,

foreclosed by snow. . .

 

It was the barker whose patter started it

well before we were awake, into the dawn

that grizzles, now, a fright

to be wished, to be read,

unlike the old healing that will come again in time.

torre de tinieblas

 

 

Ya no puedo permanecer fuera

bajo el frío y la lluvia penetrante.

Me agarro la entrepierna deseando una bola de luz

en el peludo interior que tienen otras personas.

Me marcharé sin haber ido a coger un grano

de la tierra,
                   compacto,
                                     con el ascendente designio

que conocimos y odiamos tan bien, y cuando nos tocó

morir simplemente nos rendimos, mascullando alguna excusa.

¿Sueles ir a verlos?

Ellos no pueden tener muchos motivos

para viajar hasta aquí, pero sus huellas,

excluidas por la nieve…

Fue el pregonero cuyo pataleo lo inició,

mucho antes de que nos despertáramos, en el amanecer

que encanece, ahora, un susto
                                                   que desear, que leer,

distinto a la vieja cicatrización que volverá a su tiempo.

 

 

 

 

 

 

Versión del inglés: Miguel Ángel Muñoz

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario