juan bonilla

 

hecho en falta

poesía reunida

 

Visor

2014

 

 

 

la verdad

 

 

 

 

   

 

Tu verdad no. Tampoco la Verdad. Ni mi verdad siquiera.

Ese ejército móvil de metáforas, según dijera Nietzsche.

Ya no es más que el sueño antiguo de unos fundamentalistas,

de curas, de militares, de publicistas siniestros,

de los líderes políticos y de ancianos timoratos.

Ni la de Agamenón ni la verdad de su porquero.

No te pongas a buscarla ni en los libros ni en la vida,

ni en los ojos de otros seres ni en los espejos nocturnos.

 

Que La Verdad ya no es más que un periódico de Murcia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario