Este poema [que Ellos dicen que no es un poema] consta de 2 partes. No es infrecuente, sin embargo, que en las traducciones se recoja solamente la parte II, haciendo desaparecer, por arte de magia, la parte I

 

 

 

ellos dicen que esto no es un poema

 

 

 

I

 

 

Todo lo que es es una armonía,

De lo contrario no duraría.

Armonía de las partes con el todo

Es la definición de bondad.

Por lo tanto, todo lo que es es bueno.

El hombre es parte de todo lo que es, así que

Es parte de la armonía.

Por lo tanto, él es por naturaleza bueno.

En tanto que sabe que lo es,

Lo sabe porque él es

Dentro de sí una armonía

De partes de un todo, de la misma

bondad de todo lo que es. Por lo tanto,

La armonía de todo lo que es

Sin el hombre puede unirse con

La armonía de todo lo que es

Dentro del hombre como un Bien

Cognoscible, un bien moral interior.

Pero si este bien es conocido desde dentro

Por una parte, el hombre, debe

También ser conocido por la otra

Parte, Todo lo Que Es, y ya que el quien

Está en perfecto acuerdo con Todo

Lo Que Es puede actuar sobre ello

Sin esfuerzo, con una especie

De reciprocidad, como actos

Del amor mutuo de los amigos.

Qué hermoso y engañoso

Y cómo apesta con la sangre

De guerras y crucifixiones.

 

 

   II

 

El orden en el universo

Es sólo el reflejo

De la voluntad y la razón humanas.

Todo ser es contingente,

Ningún ser subsiste por sí mismo.

Todos los objetos son movidos por otros objetos.

Ningún objeto se mueve por sí mismo.

Todos los seres tienen origen en otros seres.

Ningún ser lleva en sí su propia causa.

No hay ser que sea perfecto.

El ser ignora la economía.

Los seres se multiplican

Sin una necesidad. No poseen

Principio de razón suficiente.

El único orden de la naturaleza

Es la relación armónica

De una persona con otra.

Las relaciones que abjuran de la persona

Son por esencia caóticas.

Las relaciones entre las personas

Son el modelo a través del cual vemos

En la naturaleza un sistema.

Desde Homero, todos los hombres sensibles

Nos han exhortado una y otra vez

Acerca de que el universo y

Los grandes principios y fuerzas

Que mueven el mundo, poseen armonía

Sólo como reflejos

Del coraje, la lealtad,

El amor y la honestidad de los hombres.

Dejados a su suerte, esos principios son crueles

Y completamente superfluos.

El hombre que claudica ante ellos acaba en la locura,

Mata a sus hijos, su mujer o sus amigos

Y muere sumergido en el polvo sangriento,

Habiendo destruido el trabajo

Atesorado por las manos de otros hombres

Sólo quien es más listo que ellos logra sobrevivir

Y encuentra un hogar donde envejecer.

they say this isn’t a poem

 

 

       I

 

 

 

All that is is a harmony,

Otherwise it would not endure.

Harmony of the parts with the whole

Is the definition of goodness.

Therefore all that is is good.

Man is part of all that is, so

He is part of its harmony.

Therefore he is by nature good.

Insofar as he knows what is,

He knows it because he is

Within himself a harmony

Of parts in a whole, of the same

Kind as all that is. Therefore,

The harmony of all that is

Without man can unite with

The harmony of all that is

Within man as a knowable

Good, an inner moral good.

But if this good is known within

By one party, man, it must

Also be known by the other

Party, All That Is, hence he who

Is in perfect accord with All

That Is can act upon It

Without effort, with a kind

Of reciprocity, like acts

Of the mutual love of friends.

How beautiful and specious

And how stinking with the blood

Of wars and crucifixions.

 

          II

 

 

The order of the universe

Is only a reflection

Of the human will and reason.

All being is contingent,

No being is self-subsistent.

All objects are moved by others.

No object moves itself.

All beings are caused by others.

No being is its own cause.

There is no perfect being.

Being has no economy.

Entities are multiplied

Without necessity. They

Have no sufficient reason.

The only order of nature

Is the orderly relation

Of one person to another.

Non-personal relations

Are by nature chaotic.

Personal relations are

The pattern through which we see

Nature as systematic.

Homer, and all sensible

Men since, have told us again

And again, the universe —

The great principles and forces

That move the world — have order

Only as a reflection

Of the courage, loyalty,

Love, and honesty of men.

By themselves they are cruel

And utterly frivolous.

The man who yields to them goes mad,

Kills his child, his wife or friend

And dies in the bloody dust,

Having destroyed the treasured

Labor of other men’s hands.

He who outwits them survives

To grow old in his own home.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rexroth Poems 1950s

 

B U R E A U   O F   P U B L I C   S E C R E T S

 

Versión de Marcelo Pellegrini y Armando Roa Vidal