Las ventajas de aprender

Soy un hombre sin ambiciones

y con pocos amigos, totalmente incapaz

de ganarse la vida, que no

rejuvenece, fugitivo de alguna condena.

Solitario, mal vestido, ¿qué importa?

A medianoche me preparo una taza

de vino blanco caliente y semillas de cardamomo.

En una rasgada bata gris y vieja boina,

me siento en el frío a escribir poemas,

a dibujar desnudos en los arrugados márgenes,

a copular con quinceañeras

ninfómanas de mi imaginación.

Ventajas adicionales de aprender

Un día en la Biblioteca,

Desconcertado y distraído,

Hojeando un libro aburrido,

Descubrí una fotografía

De la vasija que contiene

Reliquias de Buda. Un escalofrio

Pasó a través de mí. Fui

Encantado por el toque de

Una calma que no puedo entender,

La entrada en ese

Concurrido lugar de un mundo mejor.

 

 

The advantages of learning


I am a man with no ambitions

And few friends, wholly incapable

Of making a living, growing no

Younger, fugitive from some just doom.

Lonely, ill-clothed, what does it matter?

At midnight I make myself a jug

Of hot white wine and cardamon seeds.

In a torn grey robe and old beret,

I sit in the cold writing poems,

Drawing nudes on the crooked margins,

Copulating with sixteen year old

Nymphomaniacs of my imagination.

Further advantages of learning


One day in the Library,

Puzzled and distracted,

Leafing through a dull book,

I came on a picture

Of the vase containing

Buddha’s relics. A chill

Passed over me. I was

Haunted by the touch of

A calm I cannot know,

The opening into that

Busy place of a better world.

Kennet Rexroth

Las ventajas de aprender y otros poemas.

Muestrario de poesía, 31

En inglés: del blog:

[lorenwebster.net]


 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario