kevin d. prufer
cleveland ohio 1969

 

de Fallen from a Chariot,

Carnegie Mellon University Press

2005

 

Traducción de Luis Ingelmo

y Pablo Luque Pinilla

 

 

para los infelices

 

 

 

 

Perdonadme, insomnes. Me he quedado dormido.

Me ha invadido el sueño. Me he escurrido, aquí en la

encimera, con las manzanas, mientras echaba una

ojeada al césped.

 

Y vosotros, los heridos. ¿Podéis perdonarme? Me he

cortado el dedo con este cuchillo de cocina. Ha teñido

el fregadero, aunque solo un poco. He apretado los

labios para evitar llorar y ahora el agua lava la pila.

 

Vosotros, que no albergáis en la cabeza espacio para

ideas nuevas: vivo en un molino de viento. Sus aspas no

dejan de girar durante todo el día, sus cien dientes sobre

el tejado no cesan de hacer clic como si se les ocurrieran

ideas fantásticas. Perdonadme. Tengo los oídos llenos de

algodón, pero no sirve de nada.

 

Hay carcoma en las paredes, avispas en la panera –no se

están riendo de vosotros, que no sentís los pulgares, los

entumecidos de corazón–. Tienen la boca llena de astillas,

los ojos cegados por la pintura.

 

¿Podréis ser amables? Tengo muchos pensamientos delicados.

Perdonadme, infelices: tengo un pequeño cuchillo en la mano.

 

 

 

for the unfortunates

 

 

 

 

Forgive me, insomniacs. I dozed off. I fell into a dream.

I slipped, here at the kitchen counter, with the apples,

looking over the lawn.

 

And you, the wounded. Will you forgive me? I cut my

finger on this paring knife. It stains the sink, but not so

badly. I bit my lip to keep from crying and now the water

washes the basin clean.

 

You, who haven’t room in your heads for a new thought:

I live in a windmill. All day long, the blades swing round,

the hundred cogs above the roof clicking away like excellent

ideas. Forgive me. My ears are full of cotton, but it does

no good.

 

Wood bugs in my walls, wasps in my bread box—they aren’t

laughing at you, who have no feeling in your thumbs, the

numb at heart. Their mouths are full of woodchips, their eyes

blind with paint.

 

Won’t you all be kind? I have so many gentle thoughts.

Forgive me, unfortunates: there is a little knife in my hand.

 

           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario