La otra soledad viene del sufrir sombrío
de callarlo, de amaneceres durmiendo
Es un pájaro cayendo
Sus alas baten 
el egoísmo en que se impulsan
por un estrábico mundo
ramificado neuronalmente hacia el absurdo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ángel Ferrer
inédito

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario