Las paredes, el silencio

los no – subliminales – por respuesta

Los barrotes, la descontextualización

de las injurias en el tiempo

Una lluvia ácida, cae

Las pisadas, el cemento

secándose

y una inmovilidad religiosa

un distanciamiento,

entre el yo y la enhebrada corriente pensante

y nada por hacer

y estas paredes, otra vez.

 

 

 

 

 

 

Ángel Ferrer

Inédito


 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario