I : 2

 

cuando dejé al rey

 

 

Cuando dejé al rey empece a ensayar lo que le diría al mundo:

largos ensayos llenos de revisiones, aplausos imaginarios, humillaciones,

edictos de venganza.

Me hinché mientras conspiraba con mi ambición, luché, me expandí,

y cuando se cumplió la fecha, di a luz a un mono. Después de algún

pequeño e inevitable malentendido, el mono se volvió contra mí.

Cojeando, tropezando, huí hasta los patios barridos del rey.

 

«¿Dónde está tu mono?», el rey me exigió.

 

«Tráeme a tu mono.»

 

El trabajo es lento. El mono es viejo. Hace el payaso tras los barrotes,

imitando nuestras manos en el sueño. Finge ignorar mi sentido oficial

de la urgencia. ¿Qué rey?, quiere saber. ¿Qué patio? ¿Qué camino?

 

 

 

 

 

When I Left the King

 

 

 

When I left the king I began to rehearse what I would say to the world: long

re­hearsals full of revisions, imaginary applause, humiliations, edicts of revenge. I grew

swollen as I conspired with my ambition, 1 struggled, I expanded, and when the term

was up, I gave birth to an ape. After some small inevitable misunderstanding, the ape

turned on me. Limping, stumbling, I lied back to the swept courtyards of the king.

 

“Where is your ape?” the king demanded.

 

“Bring me your ape.”

 

The work is slow. The ape is old. He downs behind his bars, imitating our hands in the

dream. He winks at my official sense of urgency. What king? he wants to know. What

courtyard? What highway?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leonard Cohen

El libro de la misericordia

 

Título original: Book of mercy

  Leonard Cohen, 1984

  Traducción: Alberto Manzano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

   

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario