al oeste de greenwich 

 

 

 

 

¿Qué se hizo de la Tabla de Bacon, de la Velocidad, de la Energía, qué se hizo?

¿De la ecuación tarde o temprano resuelta, del problema imaginario, de la circulación y de la sangre?…

¿Dónde, dónde el meridiano de Greenwich, el ecuador, los polos, dónde la Tierra de Fuego, las minas de carbón o de platino?

Y la vida reducida a una combinación de carbono, de hidrógeno, de oxígeno…

Alguna vez creí en los glóbulos blancos.

Alguna vez creí en la gangrena y otras enfermedades localizables.

Alguna vez creí que Fleming nos había liberado.

Alguna vez creí que tras del experimento de Michelson y Morley todo había terminado.

Hoy…

“Es la hora profesor”, de pronto una voz ronca.

“Es la hora profesor”… Hace tanto tiempo que fue la hora.

 

Hoy… Cae torpe, vanamente, la nieve, cubre espacios desiertos, fina nieve de inútiles nombres y cifras.

 

Hoy… El Tiempo, el Espacio… Solos, sin ecuación posible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leopoldo María Panero

 

Tarzán traicionado, 1967

en Poesía completa, 1970-2000

Ed. Visor