el alcaudón en lucha con la serpiente

 

 

 
A Vicente Aleixandre
Hay sangre en el jardín qué importa de quién sea
El granizo golpea las puertas las ventanas
No acudió la serpiente al llamado de Orfeo
No acudió Carlomagno al son del Olifante
Una figura más para el museo de cera
quién sabe si venció si aún están luchando
En Oriente buscó la Piedra Que Da el Sueño.